Salud

Aromaterapia: complemento curativo por excelencia

16 Jan , 2018  

La aromaterapia es, básicamente, un método que cura las enfermedades, a través  de los aromas. Para esta terapia se usan, algunos, aceites esenciales como: albahaca, limón, lavanda, mandarina, menta, naranja, romero y eucalipto. Estos ayudan directamente en el cuerpo, brindando tranquilidad y relajación.

Esta práctica ayuda a cualquier persona sin importar su edad. Es una terapia que suele usarse como complemento de otra, donde el papel emocional cumple un factor importante, ya que se trabaja con el olfato como principal sentido.

¿Para qué sirve?

Las personas suelen utilizarla para tratar el dolor en las articulaciones, disminuir el estrés, ayuda a mejorar el sueño; se recomienda en aquellas personas que sufren de depresión y, en algunos casos, ayuda a combatir los efectos del cáncer. Tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antibacterianas.

Esta práctica  tiene su origen en los templos de Egipto donde usaban la medicina aromática hace más de seis mil años. Los egipcios eran unos expertos en los aceites esenciales, posteriormente se fue expandiendo hacia otros lugares y se hizo más frecuente el uso de ella  para tratar las enfermedades y a mejorar la salud de la piel.

Por su parte, la aromaterapia científica es el estudio de los diferentes aceites esenciales, vía oral, cutánea y olfativa. De esta manera, se calman los dolores  y cualquier síntoma. Este tipo de terapia bioquímica relaciona los compuestos químicos de los aceites esenciales y las actividades terapéuticas.

La palabra aromaterapia se le atribuye a René-Maurice Gatefossé, considerado uno de sus fundadores, quien la usó por primera vez en uno de sus libros en 1937. Este era un apasionado por los  aceites esenciales e indagó sobre las propiedades que tienen para el ser humano. Poco a poco fue descubriendo los beneficios terapéuticos, gracias a un accidente que tuvo pudo comprobar para qué servían algunos de ellos.

¿Cómo se usan los aceites esenciales?

En la aromaterapia hay distintas maneras de usar los aceites, la mejor forma de hacerlo es conocer cuál es el adecuado para ti. No todos funcionan del mismo modo y no todos producen un efecto relajante en cada persona. Por eso, es importante saber qué aroma te favorece.
limon

1. La Elección

Como primer paso es fundamental: puedes realizar una pequeña investigación para conocer qué aroma va mejor contigo y cuál te hace sentir bien, ya que puede provocar el efecto contrario al buscado. Así podrás, aprovechar mejor el momento de la terapia. Recuerda que hay diferentes esencias y cada una tiene un aroma distinto:

  • Lavanda
  • Manzanilla
  • Jazmín
  • Rosas
  • Tomillo
  • Romero
  • Limón
  • Sándalo

2. La investigación

Este sería el segundo paso, ya que cada uno de ellos tiene propiedades distintas y no todos sirven para el mismo fin. Es recomendable leer para qué sirve cada uno de ellos y las posibles contraindicaciones.

3. La mezcla

Es un proceso muy importante, porque hay que recordar que estos aceites están en su estado puro, es decir, suelen ser muy potentes y es recomendable mezclarlo con otros aceites como el de coco o el de almendras  para que no tenga un efecto contraindicado en la piel. No se debe utilizar agua porque no se diluye de la misma manera y su potencia se mantiene.

4. ¡Pruébalo!

bañera

Ese es el último paso, asegúrate de aplicarlo en los codos, así sabrás si causa alguna reacción en el cuerpo. Posteriormente, puedes aplicártelo en la piel para realizarte masajes, siempre siguiendo los pasos anteriores. Es recomendable masajear desde los pies a la cabeza, siguiendo un orden aleatorio. Las zonas como los pies y las sienes suelen conseguir una relajación máxima.

Con estos aceites esenciales, mezclado con otro aceite, puedes darte un baño relajante. Asegúrate de que sea con agua tibia, entre 37 y 38° C. Posteriormente, el ambiente que elijas depende de cómo te sientas más relajado.

Otra manera de utilizar los aceites esenciales es en la ropa. Se puede rociar encima de ella y también aplicar en las sábanas o cualquier otra tela, ya que muchos prefieren no colocarlo directamente en la piel. Solo necesitas un rociador y esparcirlo en el ambiente donde te encuentres.

También, se le pueden añadir algunas gotas al agua caliente y colocarlo cerca de la nariz e ir inhalando de manera continua. Solamente se puede utilizar vapor o aplicar directamente en un pañuelo e ir respirando poco a poco.

¿Cómo crear una esencia aromática en casa?

Hay diferentes tipos de esencias que se pueden crear, una de ellas es la de limón:

cascara de limon

Para realizar este aceite se necesita rallar la cáscara del cítrico o pelarlo. Para quitarle lo amargo se debe dejar durante un minuto en agua caliente. Posteriormente, se introduce la cáscara, un poco de aceite de oliva en un recipiente y se añade a una olla por 3 horas al baño maría. Se deja reposar hasta el día siguiente y luego de 24 horas se obtiene el aceite para utilizarlo cuando se desee.

Cada uno de estos aceites, en la aromaterapia, tiene sus beneficios. Estos aromas sirven para cualquier problema particular. Por ejemplo, el de lavanda se recomienda para aquellas personas que no consiguen dormir bien y, aquellas, que sufren de depresión. En cambio, el de mandarina sirve para reanimar las energías, disminuye la ansiedad y pone de buen humor a las personas.

La aromaterapia trabaja, principalmente, con los aromas y los aceites esenciales cumplen un papel fundamental, ya que se trabaja con ellos para obtener resultados positivos. Los sentidos también tiene una función primordial, el más importante es el olfato, gracias a él se puede hacer una terapia eficaz, ya que aporta muchos elementos que mejoran la salud y el estado de ánimo de las personas.

Es recomendable siempre tener en cuenta que las esencias utilizadas deben ser diluidas antes en un aceite vegetal para no causar daños en la piel. Se debe tener en consideración esta advertencia, ya que muchas personas acuden a realizarse masajes con algunas de estos aceites sin saber la reacción que tendrán en el cuerpo.

Lo importante es hacerse estas terapias curativas en los mejores sitios y si se quiere hacer de forma casera tomar las precauciones necesaria porque parece una práctica inofensiva, pero se debe tener cuidado para evitar daños. La aromaterapia ha ayudado a muchas personas en el mundo y los beneficios para la salud son indiscutibles.

La entrada Aromaterapia: complemento curativo por excelencia se publicó primero en Ahora Salud y Bienestar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *