Salud

Qué son los Anisakis y cómo prevenirlos

21 Mar , 2017  

Los gusanos Anisakis son lombrices parasitarias que se depositan en el estómago. Estos derivan de la enfermedad de anisakiasis, la cual se adquiere comiendo pescado crudo o calamar infectado con Anisakis simplex, en su especie más común. Cuando se ingiere un pescado que no se ha cocinado lo suficiente, esta larva puede penetrar en el organismo y fijarse en las paredes del tubo digestivo. Igualmente, la infección también se produce cuando se consume la proteína fresca, en seco, ahumada o en vinagre.

Los países con mayor índice de enfermedad son aquellos con un mayor consumo de pescado como Japón, países escandinavos, Holanda y Latinoamérica. Las lombrices pueden ocurrir comúnmente en la carne, órganos internos o músculos de las siguientes especies:

  • Bacalao
  • Salmon
  • Arenque
  • Pulpo
  • Platija
  • Merluza
  • Anchoas
  • Sardinas
  • Calamares

Afortunadamente, en los seres humanos no puede sobrevivir y muere en unas pocas semanas. Regularmente, la infección se obtiene tras comer una serie de platos como:

  • Sushi
  • Sashimi
  • Ceviche
  • Anchoas en conserva
  • Arenque ahumado

Esto se debe a que la preparación es estos alimentos no implica métodos de esterilización que logren controlar las larvas del Anasakis.

Características de Anisakisanisakiasis

Los anisákidos son gusanos cilíndricos de vida libre. Puede alcanzar una longitud de 50mm y un diámetro de 1 a 2mm. De igual manera, contienen una capa protectora contra el ácido gástrico en el cuerpo humano y sobreviven excavados en la pared gástrica.

Se convierte en un adulto reproductor sólo en el tracto gastrointestinal de los mamíferos marinos tales como:

  • Focas
  • Lobos marinos
  • Ballenas
  • Delfines

Por increíble que parezca, esta larva debe recorrer un gran camino antes de llegar al plato de donde la especie humana logra conseguirlo. El ciclo de vida del parásito comienza de la siguiente manera:

  • Surge en las heces de un mamífero marino infectado.
  • Las heces contienen huevos del parásito que inmediatamente se incuban en el agua de mar.
  • Las pequeñas larvas son comidas por crustáceos, que a su vez son comidos por los peces o calamares.
  • Penetran en el intestino y se trasladan a los músculos u otras partes del pez.
  • Finalmente un mamífero marino come el pez infectado.
  • Se forman en el intestino y encuentran otras para aparearse.
  • El ciclo de vida se completa cuando la hembra pone los huevos que terminan saliendo del cuerpo en las heces de los mamíferos marinos.

Los consumidores de mariscos crudos están en riesgo de padecer la enfermedad gástrica y alérgica. Mientras que los pescadores o trabajadores de procesamiento de estos animales tienen altas probabilidades de desarrollar una alergia al parásito.

Síntomas de estar infectado
anisakis

Dependiendo de la gravedad de la infección, puede llegar a requerirse atención médica. Los síntomas pueden llegar a ser digestivos o alérgicos. El corto tiempo que viven las lombrices en los humanos puede llegar a causar:

  • Digestivos: se manifiestan de forma aguda, casi inmediatamente tras la ingesta del alimento infectado. Aparece en forma de dolor abdominal agudo, junto con nauseas, vómitos y diarrea.
  • Alérgicos: esto sucede debido a la reacción del sistema inmunológico a las proteínas del parásito. Los síntomas se presentan en forma de sequedad de garganta, urticaria con picor y erupción por el cuerpo.

Cuando se produce un contacto con el parásito a través de la piel o mucosas, la reacción alérgica se puede manifestar como una dermatitis de contacto; bien sea como una rinoconjuntivitis o bien como un cuadro asmático.

Otro de los síntomas alérgicos graves es que también se puede llegar a presentar un grave cuadro de; anafilaxia, dificultad para respirar y disminución descontrolada de los niveles de presión arterial.

En ocasiones, el gusano puede migrar fuera del tubo digestivo, ocasionando graves complicaciones en la cavidad abdominal como perforaciones u obstrucción intestinal. También puede salir del tubo digestivo. Afectando distintos órganos, tales como:

  • Hígado
  • Páncreas
  • Ovarios

Estos síntomas pueden llegar a ocurrir tan pronto como una hora después del consumo o dos semanas después de la ingestas de mariscos crudos o poco cocidos. Pueden llegar a persistir durante meses, rara vez durante años.

En países como España es considerada una de las causas más frecuentes de alergia alimentaria, especialmente cuando la persona ha consumido boquerones o merluza.

Pruebas de diagnóstico

diagnóstico de anisakis

Un diagnostico presuntivo puede realizarse a través del examen en los hábitos alimentarios de un paciente y la exposición a los mariscos crudos o sin cocer. No obstante un diagnóstico definitivo se realizar mediante la obtención y visualización de gusanos mediante:

  • Gastroscopia
  • Cirugía
  • Vómito del paciente
  • Estudios del tejido gástrico o intestinal

El médico probablemente sugiera una evaluación a través de una gastroscopia o cirugía para confirmar el diagnóstico y proporcionar el procedimiento necesario. Debido a sus síntomas vagos, comúnmente se diagnostica erróneamente como apendicitis o enfermedad de Crohn.

Tratamiento de la infeccion

Debido a que los seres humanos son el anfitrión de salida de estas lombrices, el tratamiento para la enfermedad de anisakiasis no siempre es necesario pero sí recomendado.

 Los tratamientos para el parásito incluyen:

  • La larva se puede extirpar quirúrgicamente o durante un examen endoscópico.
  • Fármacos como el Albendazol de 400mg. El control debe realizarse dos veces al día durante 21 días.
  • Para los pacientes con alergia, la modificación de la dieta para excluir el pescado se utiliza como una manera de controlar los síntomas.

¿Qué hacer en casa?

Si eres de las personas que disfruta ir de pesca y escoger sus propios pescados deberás tomar algunas consideraciones antes de comerlos. Puedes determinar cuál ha sido infestado al abrirlo y ver sus intestinos.

Por lo tanto, lo más recomendable para evitar cualquier infestación por esta larva:

  • Eviscerar el pez tan pronto como sea posible. Eso evita que se trasladen a la carne a través del intestino.
  • Mantener congelado cualquier pescado eviscerado a -35° C o menos, durante quince horas. De igual manera, también se recomienda mantenerlo congelado durante siete días a una temperatura de -20°.
  • Establecer una temperatura mínima de cocción de al menos 60°.

Aunque no lo creas, salar y marinar esta proteína animal no eliminará por completo la infestación. Incluso, la carne infectada puede causar reacciones alérgicas una vez que se cocina porque suelen quedar rastros del parásito.

La entrada Qué son los Anisakis y cómo prevenirlos se publicó primero en Ahora Salud y Bienestar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *