Salud

La Fruta Engorda: ¿Es Un Mito O Una Realidad?

21 Mar , 2017  

Debido al contenido de azúcar que poseen, han surgido una gran cantidad de teorías relacionadas con que la fruta engorda. Consumirlas no sólo aporta beneficios saludables. Si eres de las personas que en la cena come una ensalada variada de frutas para no aumentar de peso, piénsalo dos veces la próxima vez. Lo más cotidiano alrededor del mundo es llevar manzanas o bananas para las meriendas, pero parece que algunas personas realmente están comiendo demasiadas. Este exceso lleva a problemas de salud como la obesidad y la caries dental.

La importancia de la nutrición es imprescindible, es por ello que es imposible negar los beneficios que aportan para la salud contra algunas de las enfermedades. Especialmente porque están llenas de:

  • Vitaminas
  • Fibra
  • Antioxidantes
  • Minerales

Se consideran tan beneficiosas, que las recomendaciones mínimas de consumo de frutas y vegetales al día son de cinco porciones. Uno de los problemas que la gente olvida, es que como todos los alimentos, la fruta también contiene calorías.

La verdad detrás de la fructosalas frutas que engordan

Con la llegada de tantos enfoques nutricionales para lograr una apariencia ideal, han surgido numerosas preguntas relacionadas con el mito de que la fruta engorda. Muchas personas se preguntan sobre la práctica de omitirlas en la alimentación.

La fruta es un alimento saludable. Sin embargo, quienes se enfocan en reducir la grasa corporal procuran controlar su ingesta en las comidas.

Como se encuentran llenas de fructosa, es decir, azúcar de frutas. Este es quizás el factor por el que se consideran un arma de doble filo, pues esto es lo que impide que quien la consume se sienta satisfecha.

Si bien, se puede exceder la cantidad, no es una práctica recomendable para quienes padecen de condiciones como:

  • Sobrepeso
  • Colesterol alto
  • Diabetes
  • Hígado graso
  • Ácido úrico elevado

Cuando se ingiere azúcar, el cuerpo libera la insulina que le indica al cerebro que se ha obtenido suficiente. Los altos niveles de insulina sacian el apetito; no obstante, la fructosa no desencadena esta respuesta por lo que el cerebro no recibe el mensaje de que está lleno.

Una vez que entra en el hígado, y el glucógeno ya se encuentra lleno no puede ser utilizado por los músculos para la producción de energía. En este momento, es cuando se convierte en grasa y se libera para ser almacenado como tejido adiposo.

Efectos secundarios

La fruta es una parte importante de una dieta saludable. Proporciona carbohidratos complejos, fibra y muchos minerales que ayudan al organismo a protegerse de condiciones de salud graves. Llegado el punto de ser únicamente lo que se ingiere, se estarán perdiendo muchos otros nutrientes esenciales.

Aunque no lo creas, el aumento de peso no es el único problema de salud asociado con demasiada fructosa. Esta también puede tener efectos secundarios negativos:

  • Problemas digestivos: la mayoría contienen grandes cantidades de fibra. Este componente ayuda a que el sistema digestivo trabaje de manera eficiente, causando malestar estomacal, hinchazón, calambres y gases.
  • Debilita los dientes: masticarlas libera azúcar en la boca, atacando los dientes. Los ácidos cítricos debilitarán el esmalte.
  • Dificulta la pérdida de peso: si es un elemento básico en cada comida y merienda, el azúcar en la sangre sube por lo que se convierte en grasa almacenada.
  • Aumenta los niveles de triglicéridos: los pacientes con colesterol alto deben tener cuidado con su ingesta. Comer demasiadas impulsa los niveles de los triglicéridos que un tipo de grasa en la sangre que está relacionada con las enfermedades del corazón.
  • Potencia las ansias por el azúcar: como no posee muchas proteínas o grasa es poco probable que la persona se sienta satisfecha.

Si bien es cierto, es injusto señalarlas como causantes de un atascamiento en la pérdida de peso. Aunque si has repasado tu alimentación, estas podrían ser la piedra que ha detenido el proceso. Considera que una banana contiene el mismo número de carbohidratos que dos rebanadas de pan.

Las frutas que engordanla fruta engorda

Para nadie es un secreto que existen unas más nutritivas que otras. Algunas contienen mucho azúcar y otras simplemente están llenas de beneficios para la salud.

Uno de los grandes secretos es que comerlas es muy diferente a ingerirlas procesadas en jugos. Estos carecen de las vitaminas y de la fibra, al exprimirlas sólo se obtiene la concentración liquida y su componente más azucarado.

Si mantienes la duda de si la fruta engorda o no, te dejamos una lista de las más altas en fructosa:

  • Coco
  • Dátil
  • Guayaba
  • Cerezas
  • Higo
  • Mango
  • Durazno
  • Uva
  • Banana

A medida que maduran, el almidón se convierte en azúcar. Comerlas en exceso mantendrá alejado del objetivo de reducir medidas, además de ocasionar alguno de los efectos secundarios que mencionamos anteriormente.

Un gran grupo de especialistas descubrió que quienes consumen más de 74g de fructosa al día aumentan el riesgo de parecer hipertensión arterial. Aunque este equivale a diez manzanas o 30 naranjas, sólo se necesitan tres batidos grandes para superar esta cifra.  

No obstante, no todas tienen las mismas características. Las más bajas en calorías incluyen:

  • Manzana
  • Mandarina
  • Naranja
  • Sandía
  • Piña
  • Limón
  • Papaya
  • Toronja
  • Melón

Recomendaciones finales

Todo con moderación aporta beneficios para el organismo. Así como se toma la decisión de reducir la ingesta de galletas o sodas para mejorar la salud, también se debe pensar en el control de las porciones cuando se trata de las frutas.

Considera las recomendaciones que a continuación compartimos contigo, de manera que obtengas los beneficios reales:

  • Una porción se define a ½ taza o el tamaño del puño.
  • Siempre es bueno que sea una opción por las mañanas o en la merienda.
  • El secreto es conseguir la porción necesaria con una mezcla de frutas y verduras.
  • Las personas obesas o con enfermedades del corazón deben limitarse a una porción por día, junto con cuatro porciones de verduras.
  • Cuando se trata de obtener más nutrientes las verduras contienen una gran cantidad de beneficios.
  • Optar por las variedades más bajas de azúcar.
  • No abusar demasiado, en exceso el efecto no será tan beneficioso.

La mayoría de las personas las encuentran más fáciles para comer durante una merienda rápida y deben seguir siendo la clave para una alimentación saludable.

La entrada La Fruta Engorda: ¿Es Un Mito O Una Realidad? se publicó primero en Ahora Salud y Bienestar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *