Salud

Virus de la bofetada: causas, síntomas y tratamientos

14 Mar , 2017  

El virus de la bofetada es una infección viral que afecta principalmente a los niños en edad escolar primaria. Termina siendo el resultado de ser infectado con parvovirus humano B19, el cual provoca una erupción roja de tono brillante en las mejillas que parecen haber sido abofeteadas.

Se transmite de forma similar al resfriado común y cualquier otra gripe. Un cuerpo sano puede recibirlo a través de:

  • Inhalación de secreción nasal de una persona enferma al estornudar o toser.
  • Tocar una superficie u objeto contaminado y luego tocarse la boca o nariz.

Este brote en la piel puede llegar a durar alrededor de una a tres semanas, y se hace más evidente por el ejercicio, la luz solar o el clima caliente. También se conoce como:

  • Síndrome del cachete golpeado
  • Quinta enfermedad
  • Enfermedad de la cara con bofetadas
  • Eritema infeccioso

Aunque no lo creas, puede afectar también a los adultos. En el caso de las mujeres embarazadas es un problema grave; cuando la contraen puede haber serias consecuencias para el feto, entre las que se incluye un aborto espontáneo.

Causas del virus de la bofetadacomplicaciones del virus de la bofetada

El virus de la bofetada es causado por el parvovirus B19, el cual se aloja en los glóbulos rojos. Se propaga a través de las secreciones respiratorias de una persona infectada. Sólo puede afectar a los seres humanos y es totalmente diferente de los parvovirus de los animales.

Los más propensos a desarrollarlo son:

  • Niños: entre las edades de cinco y 15 años son propensos a contraer la enfermedad.
  • Adultos: aquellos que tienen contacto regular con niños; como maestros y trabajadores de cuidado.

El período de incubación para el virus de la bofetada suele ser entre cuatro y 14 días después del primer contacto. Las personas son infecciosas durante el período de incubación que suele ser alrededor de una semana antes de que la erupción aparezca. Una vez que esto sucede, la persona ya no es contagiosa.

Síntomas del virus

Por lo general, la erupción se parece a una escaldadura roja brillante en una o ambas mejillas y parece que ha sido recientemente abofeteado. En ocasiones sólo es una mancha enrojecida en la cara y el brote es indoloro.

En la mayoría de los niños, los síntomas que suelen sentirse son los del resfriado común. Los cuales comienzan a mejorar después de unos días, cuando la erupción se comienza a observar alrededor de los cachetes.

Aunque el enrojecimiento puede parecer bastante dramática, la enfermedad en sí suele ser leve. Algunos síntomas incluyen:

  • Cansancio
  • Dolor muscular
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Estornudos
  • Malestar estomacal
  • Secreción nasal

A medida que estos síntomas comienzan a mejorar, es cuando la erupción aparece. Se torna de un color rojo brillante, formando parches de piel con de color natural dentro del área enrojecida a menudo se presenta una ligera picazón.

De igual manera, puede llegar a desarrollarse en los miembros o en el torso después de un par de días. Es común que este brote aparezca y desaparezca durante unas semanas después que la infección ha pasado. 

Alrededor de una de cada cuatro personas que se contaminan no presentan ningún síntoma en absoluto. Algunas sólo tienen fiebre y se sienten un poco decaídas sin presentar enrojecimiento en la piel.

Por otra parte, los síntomas del virus de la bofetada en adolescentes y adultos son parecidos a la artritis:

  • Tobillos hinchados
  • Articulaciones de la rodilla y muñeca inflamados
  • Dolor
  • Rigidez

En general, toma alrededor de dos a cuatro semanas para que los síntomas se reduzcan. A diferencia de la artritis, este no deja peligros de daño permanente incluso si las articulaciones se ven afectadas durante mucho tiempo.

Tratamientosvirus de la bofetada

Por lo general, no es necesario ver al médico de cabecera si la familia ha sido infectada por el virus, ya que la condición suele mejorar por sí misma. Se necesita poco o ningún tipo de tratamiento.

  • Si se presenta dolor de cabeza, fiebre o dolor muscular: los analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol suelen ser la mejor solución.
  • Si se refleja malestar o cansancio: tener reposo e ingerir muchos líquidos también pueden ayudar.
  • Para reducir la picazón: tomar antihistamínicos o utilizar una loción hidratante. Como algunos antihistamínicos no son adecuados para niños pequeños, es necesario consultar con el farmacéutico o con su pediatra.

A menos que el afectado se sienta verdaderamente mal, no hay necesidad de mantenerse alejado de la escuela o el trabajo una vez que se ha desarrollado el eritema, ya que no es contagioso a través del roce del mismo.

Sin embargo, es una buena idea notificar a la escuela sobre la infección, para que los niños que desarrollan síntomas temprano puedan ser tratados rápidamente. Al igual que las personas vulnerables puedan ser conscientes de que quizás necesiten asesoramiento médico.

Complicaciones del virus de la bofetada

Aquellas personas que desarrollan complicaciones pueden requerir otro tipo de tratamiento. Las únicas veces que la infección puede llegar a ser más seria es cuando se padece:

  • Anemia: algunos tipos de anemia hereditaria como anemia de células falciformes o talasemia pueden causar complicaciones.
  • Sistema inmunológico débil: si se tiene cáncer o leucemia, se ha recibido un trasplante de órganos o se padece VIH se podría desarrollar una enfermedad más grave.
  • Embarazo: el virus que causa esta enfermedad puede afectar al feto, causando aborto involuntario, muerte fetal u otras complicaciones.

Si se desarrolla esta erupción con alguna de las condiciones anteriores, es necesario buscar el consejo de un médico. Este se encargará de realizar análisis de sangre para ver si se requiere otro tipo de pruebas.

¿Se puede prevenir?

Es muy difícil prevenir este síndrome, porque las personas que la poseen son las más contagiosas antes de desarrollar cualquier síntoma evidente. Actualmente, no hay vacunas disponibles para protegerse.

La mejor manera de prevenir cualquier tipo de virus es a través del lavado constante de las manos con agua y jabón durante al menos un minuto. Por lo tanto, asegúrate que todos en el hogar se laven las manos con frecuencia para ayudar a detener la propagación de la infección.

La entrada Virus de la bofetada: causas, síntomas y tratamientos se publicó primero en Ahora Salud y Bienestar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *